sábado, 28 de abril de 2012

Paul McCartney en Paraguay: "PaperBLOG Writer"



Llegó del día tan esperado, luego de su sorpresivo anuncio que confirmaba la venida de una figura tan importante para la música, como para la vida de muchos, quienes crecieron con sus canciones, su historia y todo lo que representa su sola presencia, porque es difícil verlo a él solo, sin pensar en los otros tres, que lo acompañaron en sus inicios, en ese antes y depués del rock.





Innumerables sentimientos encontrados, desde el comienzo de aquel 17 de abril, es que a ese señor se lo debía ver en vivo, antes de morir y en tu propio país. Personalmente, no nací cuando vino el Papa Juan Pablo II, pero creo que la llegada de Paul fue un acontecimiento mas que digno de celebrar, porque se trataba de alguien que hizo mucho mas por la humanidad, de lo que alguien que vino envuelto en un vidrio rectangular pueda hacer. 

No me gusta usar la palabra "Sir", porque McCartney ya tiene un rótulo mucho mas distinguido que ese, es un ex Beatle y esa corona es insuperable, porque solo unos pocos pudieron serlo.

Sin mas vueltas, era un día martes, una longeva cola, como las ganas de ingresar, nos separaban del show. Pee Lopez desde las bandejas haciendo el warm up y el resto que se acomodaba una vez dentro del Defensores del Chaco. Estaban todos, abuelos, padres y nosotros, la generación que llegó después, que heredó el mismo impacto y que supo palparlo hasta hacerlo algo muy propio, porque yo sé que nuestros hijos escucharán a los Beatles.

El escenario y el cuerpo de sonido era el mismo del Citi Field de Nueva York, donde grabó en 2009 su último DVD. Por lo que estábamos en presencia de lo que iba a ser el mejor concierto que tendríamos y por mucho tiempo, solo faltaba el comienzo del show.

Sube Macca a las tablas, delatado por esas enormes pantallas a los costados, acompañado de sus músicos: Rusty Anderson en la 1era guitarra, Brian Ray (Guitarras y bajo), Paul Wickens (teclados) y el genial Abe Laboriel, Jr. en la batería y percusión. Todos integrantes de la orquesta de Paul, desde hace mas de 10 años y destacándose cada uno de ellos. Suena el tema "Magical Mistery Tour", los vientos reemplazados en los teclados, haciendo una copia carbónica de lo que era ese poderoso arranque, en la grabación de estudio, de ese sensacional álbum, titulado como la canción. Ese era el paseo a que nos inducía, muchos continuaron perplejos, siguió con "Junior's Farm" del 74 y muchos que empezaron a tomar consciencia con "All my Loving", del segundo álbum "With the Beatles". Ya era una realidad, Paul que saludaba al público, en todos los idiomas posibles, para deleite de los presentes (el saludo en Guaraní no faltó). 


Continúo con un breve recorrido de temas de su banda "Wings", en la que compartió con Linda McCartney escenarios y giras, posicionándole como el Beatle solista mas exitoso de los cuatro, sonó "Venus and Mars", "Rock Show" y "Jet", de esa joya llamada "Band on the Run" de 1973, pasajes bien aprovechados para esos muchos fans que supo cosechar "Wings", alejándose de la sombra de los Beatles. Mas tarde: "Sing the Changes" de su proyecto alternativo The Fireman. "The Night Before" que te remontaba al álbum y la película "Help", uno de los mejores en el repertorio McCarniano.

No se podía poner mejor, Paul nos comenta que la siguiente canción la grabó con la misma guitarra Epiphone, que sostenía en sus manos, entonces empieza las escalas vocales que anuncian el explosivo tema "Paperback writer", uno de los primeros temas de la banda que no hablaban del amor y que marcarían el rumbo que tomarían años mas tarde, porque de las harmónicas en "Love me Do", hasta las distorsiones en esta canción, se rompía una importante brecha, que luego el álbum Revolver lo explicaría mejor. Continúa con el siempre encantador "The Long and Winding Road", con un Paul sentado en el piano de cola, siguiendo desde ahí con el clásico "Nineteen Hundred and Eighty-Five" también de Wings. 

Llego el momento de presentar un nuevo tema, que compuso para su actual esposa Nancy Shevell, cuyo video había sido grabado recientemente, antes de emprender su gira por Latinoamerica y donde se los ve a los actores Johnny Deep y Natalie Portman, traduciendo la letra de la canción, con el lenguaje de señas. Siguiendo con esa temática, cuando no se podía poner mas emotivo, seguía el tributo a Linda McCartney, cuyo fallecimiento cumplía un aniversario, ese mismo 17 de abril, entonces, se da la terminación de acordes, se suspira y es "Maybe I'm Amazed", una canción  dedicada a su primera esposa, quien le dió el impulso que necesitaba, para afrontar esa difícil etapa post-Beatle, allá por el año 1970.




Macca luego viste una electroacústica y comienza el arpegio de "I've Just Seen a Face", luego vino "And I Love Her" y "Blackbird" para el quiebre de muchos. Paul no daba tregua y el momento emotivo seguía con "Here Today", tema que dedica y habla de su relación con John Lennon, compuesto allá por el año 1982 y producido por el mismo George Martin, mentor del cuarteto desde sus inicios detrás de las consolas, atravesando el vidrio. Pasaron temas como "Dance Tonight" del 2007, lanzada hace exactamente 5 años, cuando Paul cumplió 65. Luego "Mrs. Vandebilt", canción de pegajosos coros, también de "Band on the Run".



No llegamos ni a la mitad del show y Eleanor Rigby se hacía presente, con esa letra sobre la soledad, que hizo continuar la transformación de los Beatles, haciéndolos una banda de estudio más seria y experimental.  Llegó otro pasaje que causó nudos en la garganta, se trata de "Something", con Paul haciendo la introducción ejecutando un Ukelele, para que mas tarde, el grupo de forma al tema en su desenlace, mientras se mostraban imágenes de George Harrison, autor de dicha canción, una de las mas bellas del repertorio Beatle, uno no podía evitar soltar una lágrima, tanto por la cálida melodía que destila "Something", sino porque se trataba del integrante mas callado de todos y al que muchos le rinden un tributo a su manera.



El concierto seguía y la muestra audiovisual empezaba a jugar un rol importante dentro del espectáculo, mas allá de lo musical, siguió la canción homónima al álbum ya mencionado de Wings, se trataba de Band on the Run, un tema que atraviesa varias etapas, hasta encontrar la ruta que lo guía hasta su animado fin. Las pantallas mostraban escenas inéditas de la sesión de fotos para la portada de ese memorable álbum, con los integrantes de Wings posando para la foto, toda una revelación para aquellos que toda su vida vieron la portada del álbum inmóvil.

Como ráfagas, continuó: "Ob-la-di, Ob-la-da", aterrizó "Back in the USSR" y "I've Got a Feeling", tema del álbum "Let it Be" de 1970, cuando los cuatro ya daban sus últimos suspiros como banda, mas bien, ya estaban separados. Paul tenía para rato, mas vivo que nunca para que "A Day in The Life", un tema, que irónicamente habla de su muerte en un accidente, extraído de un álbum de categoría "Diamante", hablamos de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" de 1967, placa que superó en calidad a "Pet Sounds" de los Beach Boys en su momento, trayéndoles una gran frustración. Para muchos, el mejor álbum que sonó, al menos, en este planeta. 



Se acercaba el final, todo pasó muy rápido y queríamos mas, entonces Paul retorna al piano de cola y sin previo aviso, entona el himno de "Let it Be", junto a las voces que acompañaron de manera unísona. Luego el "Live and Let Die", tema del que creímos estar preparados, pero no, la sorpresa estuvo ahí y los juegos pirotécnicos nos quemaron las pestañas a todos, sin importar en que sector uno se encontraba, era demasiado abrumador, digno para un final, pero sabíamos que había mucho mas. Le acercan un órgano hammon, que sino era la misma, era un replica exacta de la que usó para grabar el tema que siguió, "Hey Jude", cuyo famoso coro, hizo eco en toda la caja de cemento, por varios minutos mas, inclusive cuando Paul ya había abandonado el escenario, antes del "encore", que no tardó. 

McCartney y sus músicos regresan al escenario, nos imaginamos que Paul bebió una poco de agua, cosa que no hizo en todo el show, entonces desde la retaguardia, desde las teclas, interpreta "Lady Madonna", con las imágenes de divas en todos los aspectos, yendo de Frida Kahlo, hasta Marilyn Monroe, pasando por la Princesa Diana y Katherine Hepburn. Luego, un tema, de esos que uno de chico quiso emular con la guitarra, era "Day Tripper" del álbum Rubber Soul y "Get Back", que siempre hace recordar a la última presentación de los Beatles, en la terraza de los estudios Apple, antes que Paul renuncie a la banda. Se retiran nuevamente para un breve descanso y se venía el segundo "bis", con el que cerraría las cortinas de una noche que levitaba de placer.


A su regreso, comienza "Yesterday", tema compuesto por un joven Paul y que había sido presentado en sociedad, ante millones de espectadores en el programa de Ed Sullivan, en 1964, cuando los Beatles llegaron a EE.UU, siendo números 1 en ese país, única condición que Lennon había puesto, para visitar la tierra del gran Elvis. Paul preguntó si queríamos mas rock, ya nos imaginamos todos lo que se venía y así fue, los parlante reventaron con la dinamitosa "Helter Skelter", perteneciente al disco conocido como "The White álbum", un tema que a The Who le hubiese encantado componerla en su momento. Con los tímpanos horadados, era momento para suavizar el impacto recibido, por lo que sigue la también encantadora "Golden Slumbers", canción que es seguida por "Carry That Weight", ambos grabados juntos como una sola pieza, cruzando la calle, en los estudios "Abbey Road", en 1969. Paul McCartney nos mandaba a casa con el último tema: "The End", descargando así todas sus municiones dejándonos la frase Taoísta: 

"Y al final, el amor que te llevas, es equivalente al amor que das.."

Gracias Querido.





viernes, 6 de abril de 2012

Monumento a Arctic Monkeys: "Brick by Brick" (Lollapalooza, Chile 2012)


En el marco de la segunda edición del Festival “Lollapalooza” en la capital Chilena, donde unas 50.000 almas activaron para el cierre de la primera fecha del evento, que tenía a la banda británica proveniente de Sheffield, conocida como la “ciudad de plata”,  por su alto desarrollo industrial, durante el siglo XVIII y también conocida por dar luz a grupos como: Moloko, The Human League, Def Leppard, Duran Duran, Pulp, entre otros.



Luego de una veintena de bandas chilenas y con los norteamericanos “Cage the Elephant”, quienes dieron inicio a las propuestas anglosajonas, que desfilaron ese primer día. A su término, era el turno de los Arctic Monkeys , por primera vez en Chile, con un público que se apretujaba y no paraba de gritar mientras que atestiguaban a los integrantes del grupo acomodarse los instrumentos antes de descargar toda la fuerza de su artillería.

Un Alex Turner vistiendo una chaqueta de cuero y con un "jopo" que parecía haber sido peinado con una navaja, empieza con los acordes de la canción de su último trabajo “Suck it and see”, rotulado “Don't Sit Down 'Cause I've Moved Your Chair”, en cuyo desenlace, arranca la banda completa, con esa explosión que caracterizaba a su álbum debut, pero en esta ocasión, ya con la notable mano de Josh Homme, de los Queens Of the Stone Age, en la producción, para esa intensa gravedad.

Acto seguido, arranca la bata de Matt Helders y suena el básico “Teddy Picker”, tema que se extrae del segundo trabajo de estudio: “Favourite Worst Nightmare”, del 2006. A su término, los músicos saludan a los presentes, cuya respuesta de bienvenida fue a base de gritos y euforia. Luego temas como: “Crying Lightning”, la encantadora “The Hellcat Spangled Shalalala” y “Library Pictures”, marcaban la hoja de ruta del recital, con un Alex Turner muy comunicativo y entusiasmado.

Sin previo aviso, “Brainstorm” detona de esos parlantes, y se esparce en un mosh pit generalizado que detuvieron por un momento los flashes de las cámaras, para disfrutar de una pieza donde el solo de bajo distorsionado de Nick O'Malley, toma el protagonismo en el nudo de la canción y una posterior pausa que da respiro, para luego volver a encender lo que parecía una licuadora humana a su final.

Pero los Arctic Monkeys no pensaban dar tregua y se vino “The View for the Affternoon”, tema que da apertura a “Whatever People Say I Am, That's What I'm Not” de 2005, seguido del sencillo de esa misma placa, el inolvidable “I Bet you Look Good On the dance floor”, canción que uno no paraba de asombrarse por su sencillez y sucia polenta que destilaba, destacándose en un año donde no paraban de aparecer grandes bandas, distinguidas en estilo y calidad, especialmente desde el Reino Unido, como: Kaiser Chiefs, Franz Ferdinand, The Klaxons y la vuelta de Pete Doherty, pero como un Babyshamble.

Mas tarde, “Brick by Brick”, vendría a pintar el panorama de ese entonces, a su termino, “This House is a Circus”, para que saturen esos equipos y los compases guíen el ritmo cardíaco de uno, luego “I still Take you Home”, que trajo el dionisismo que ya reemplazaba a la razón y "YOU KNOW NOTHING!"

Prosiguieron con: “Evil Twin”, “Pretty Visitors”, donde se puede apreciar en la batería a un Matt Helders a punto de convertirse en un pulpo de 10 brazos desde la retaguardia, también: “If where there, bevere”, el tema homónimo a su cuarto álbum “Suck it and See” y “Do me a Favour”.

El cuarteto se retiraba triunfante de las tablas, pero faltaba mas y la gente deprecaba por mas, no iba  a ser fácil bajar del escenario. Entonces retornan para el "encore" y suenan los acordes, que van acompañados de las primeras estrofas de la canción "When the Sun Goes Down", previo a esa ráfaga de emociones y fuertes compases que dan forma a esa gran genialidad.



El aire alcanzaba para cantar las canciones o respirar, la mayoría optó por lo primero, en medio de una batalla campal, se acaba la canción y la noche despedía el sol. Es ahí cuando los Arctic Monkeys vuelven a despedirse de su audiencia y Turner se sienta en un teclado y emite las cálidas notas que nos trasportaban de vuelta a "505", para cubrirnos luego de una intensa performance, que exigió de mucho esfuerzo físico y mental.  Al acercarse el fin de la canción, el mismo Turner se levanta y toma su guitarra hasta quedar solo, sentenciando la jornada, haciendo sonar los últimos acordes, tan característicos de esa canción.

Tanto maltrato, mas tarde fue subsanado por Bjork, quien estaba a continuación y quien nos sumergió en un océano plagado de multicolores bichos de mar..

jueves, 27 de octubre de 2011

AERSOMITH EN PARAGUAY: “Y..otros cuentos con música”


Era el cierre de lo que se denominó, ciclos de conciertos del “Personal Rock Fest”, tras una postergación, accidente del vocalista, susto, impaciencia y ansias de un público que esperó, desde su llegada al aeropuerto, como toda una existencia para verlos en Paraguay, muchas generaciones atestiguaron lo que fue un arcoíris de emociones.


Tras el paso de bandas soportes, la hora en que se apagaron las luces de los reflectores del escenario y los flashes de las cámaras lo remplazaron, aparece la banda para vestir la noche, el cuarteto de Boston, Massachusetts, se esparcen en el escenario y pasarela en el Jockey Club, ¿estábamos listos?, se esperó dos veces, mas vale!. 


Primer track en salirse de esos parlantes fue: “Draw the line”, canción que data del álbum homónimo a la canción, de finales de los setentas, luego, “Same old song and dance”, otro clásico fecundado de su segundo trabajo de estudio, el arranque prometía repasar sus inicios, una retrospectiva de una banda que lleva mas de 40 años con ese nombre, entonces, para reforzar ese plan, no podía faltar el tema: “Mama Kin”, de su primer álbum, canción que los Guns N' Roses harían su propia versión en el año 1986.


El ambiente se prestaba, había confianza en ambas partes, público con artista y viceversa , en un momento dado, Steven Tyler se saca las gafas y nos muestra el hematoma que le cubría todo el ojo derecho, haciendo notar lo grave que fue su percance en el hotel la tarde del día martes, pudiendo decir, humanamente, que fue una desgracia con suerte. 

Seguía el repertorio, nos transportábamos a los años 80's, el bajo de Tom Hamilton, nos anuncia que venía “Janie's got a gun”, con ese intenso coro, donde Tyler se encontraba al borde del final de la pasarela con esa cabellera que el viento lo acariciaba. Al borde de la locura, viéndola al extremo, el bombo de Joey Kramer provoca gritos en el cielo, era la entrada de “Living on the edge”, de “Get a Grip”, una inolvidable composición, con slide de Joe Perry en el estribillo, intensivo e interminable hit.
Luego Joey Kramer comienza su solo de batería, martillando y explotando el cerebelo para una coherente base rítmica , colaboró Steven en unas cuantas corcheas, específicamente en los tons, por ende, eran pulpos en la retaguardia del escenario, mas tarde Kramer, con sus propias manos empieza a dar hachazos a sus tambores, haciéndonos recordar a John Bonham de Led Zeppelin, para rematar con crash y brazos arriba.

Te gustó?, “Amazing”, el hit respondía a todo y la gente que no paraba de gritar junto con el vocalista, en un momento canta a capella la intro de “What it Takes”, antes del arranque del conjunto, luego de un jam entre el bajo y la batería, dan luz al “Last Child” del álbum “Rocks” de 1976, uno de los tantos sencillos de la banda en esa década. Luego se pasa el micrófono a Joe Perry, para que le den los reflectores y cante un blues de Boston, un cover que aparece en el álbum “Honking' on Bobo”, le tema era “Stop Messing Arround” de Fleetwood Mac y todo el Mojo consigo.

Llegaba una de las etapas mas emotivas de la noche, apagadas las luces y el equipo de plomos acerca un piano de cola color blanco a la pasarela que se extendía del escenario, las imágenes audiovisuales nos mostraban en que galaxia estábamos, con ese planetario, era imperdible, “I don't wanna miss a thing”, soundtrack del film donde una de las protagonistas es Liv Tyler, hija de Steven, si, esa película y el canto de todo los presentes en el coro. Otro épico suceso, el tema “Cryin'”, con Steven escupiendo pétalos de rosas y el video de la canción en las pantallas del escenario, donde aparecen Alicia Silverstone y el actor Stephen Dorff, cortometraje que mandó a mas de una chica a perforarse el ombligo o hacerse un tatuaje en su momento, una joya de los años 90's. Seguimos hablando de películas?, luego de un breve solo del bajo de Hamilton, da las notas indicadas que dan inicio al tema “Sweet Emotion”, que sonó en la película “Dazed and Confused” (1993), cinta que hace reminiscencia a la época de los años 70's, con esa cruda guitarra en puntéos de escala descendente, dándole mucha agresividad y rebeldía a la canción que termina con Perry estirando la palanca para el efecto vibrato, frente a los amplificadores para que estos se prendan fuego..fin de la canción, luces apagadas, se venía el encore

Vuelve el piano blanco a la tarima, se sospechó y ocurrió: Tyler con la remara de la albirroja y se venía el momento de auge: “Dream On”, despierto, ese tema cuyo documento de estudio, es la vieja voz que entonaba Steven Tyler antes, en sus inicios y esa nostalgia que sienten muchos jóvenes seguidores, sin que la hayan palpado en su época. El show estaba elevándose y el amor también, acercándonos al fin, “Love in the Elevator”, solos de Perry con guitarra en nuca y su decenlace para lo que ya era un éxito, frenesí de glamour y riffs. 



Era hora de partir, “Walk this Way” de “Toys in the Attic” de 1975, que sería un sencillo que se volvería a lanzar para su gran vuelta al negocio junto a los Run DMC, producida por Rick Rubín, Steven Tyler como en el video, haciendo los pasos de un costado a otro, afortunados fuimos todos, una noche que cerró con los ruidos de fuegos artificiales para cerrar cortina a una noche que empezó de la misma manera, despegando luces muy de cerca.

Aerosmith no se olvidará de Paraguay, no solo por todo lo ocurrido y la revuelta mediática, incluyendo su venida en si, la banda de Boston hizo una presentación impecable y digno de unos veteranos, siguen igual y todo salió bien. Ahora van a la Argentina para presentarse en la ciudad de La Plata.

@orlandosalerno

Fotografías: Eli Orue - @3liorue

lunes, 17 de octubre de 2011

GUNS N' ROSES en PARAGUAY: “Where the Grass is Green”

En el marco de su gira latinoamericana denominada “Chinese Democracy World Tour”, la veterana agrupación, hoy liderada por Axl Rose como único integrante original, se animó y pisó el barro junto a un público que los esperó toda una vida, con muchos recuerdos e historias que contar y destacar del lider, un evento sin precedentes y sin defectos. 



Se venía una larga jornada, la fecha 15 de Octubre sería una muy agitada, filas desde las 14:00hs, avenidas que se cerraban con millares de seguidores frente a la entrada principal del Jockey Club, esa espera terminó. Viniendo de Argentina tras sus shows en en La Plata, Cordoba y Rosario, en Santiago de Chile y cerrando el Festival “Rock in Rio”, en esa ciudad de Brasil anteriormente. Al “Personal Rock Festival”, la empresa de telefonía “Personal” y la productora de eventos “Garzia Group” los sentaron en una mesa y lograron negociar con éxito la visita por primera vez de los Guns N' Roses, evento que data para la historia, abriendo un abanico de posibildades para barajar y así ver otras bandas para que conozcan Paraguay y viceversa.

El escenario era imponente, traído del exterior y los equipos de audio proveídos por un conocido de la casa, el señor Nene Jara, para que los presentes en el predio, como en los alrededores, las familias en sus casas puedan estar antentos, aunque sea para contar con una noción de la potencia del concierto, como los que están en frente a los protagonistas, cosa que ocurrió, una inversión de lujo, como se debe asignar para estos casos y como se merece un público como el que asistió.

La prometedora banda “Ijadmil” fueron los primeros en hacer uso de dichos artefactos, la joven banda de Punk Rock conformada por Arnaldo Esquivel en 1era guitarra (también integrante de “Seismorocho”), Rafa Ocampo en bajo, José Peralta en batería y Marce Espinola en guitarra y voz. Desenchufando sus respectivos plus, era el turno de “Salamandra” a eso de las 22:00hs, la gente se iba acercando y las cabezas abundaban, todos muy puntuales en sus comienzos y finales. Por último, como Salamandra, llegaba otra banda con mucha convocatoria, a tono con la circunstancia y muy querida por el público paraguayo, entraba Flou, el telón de bandas nacionales que se merecen el excelente momento que están pasando, con mucho esfuerzo, laburo y dedicación plena a la música, porque eligieron ese camino y se las juegan, pese al escenario difícil que les toca en nuestro país, el de todos los días, como dijo Walter Cabrera, no se veía un público tan masivo vibrando con grupos paraguayos desde el “Pilsen Rock”, allá por los años 2005 y 2006, si bien los GNR eran la cartelera en cuestión, se demostró que el rock reúne cantidades record, tanto e inclusive más que otros géneros musicales..cerraba Flou con “A tu lado” mientras aterrizaba el helicóptero que trasportaba a Axl Rose, a la derecha del escenario, causando gritos, alegría y curiosos que se acercaron lo máximo que pudieron para verlo bajar, desde el sector denominado “Zona Guns”, frente mismo al escenario..ya estaba la torta y la vela, faltaba el fuego que traía su mística, ya estábamos “en la Jungla, tenemos diversión y juegos”, a las 00:06 en punto, hora inglesa, se apagaban las luces, arrancaba el antes y un después, a lo que va de recitales en Paraguay..

 El primero en salir es DJ Ashba con los rasguidos cortados que dan inicio al tema homónimo al último trabajo llamado “Chinese Democracy”, álbum que duró 10 años en terminarse y significó ser la grabación mas cara de la historia, alcanzando los 10 millones de dólares. Pantallas, juegos pirotécnicos y la presencia de Axl en la tablas por primera vez para vista de todos. A su término, el delay avisa el arranque de “Welcome to the Jungle”, la gente ya se entregaba a sus emociones y con el estallido de pirotécnia, la canción siguió con una cambriola genealizada y volando vasos de cerveza por los aires para empezar el carnaval, era una realidad, los mas férreos fans de los GNR ya empezaban a tomar conciencia del acontecimiento, no tenían otra que disfrutar lo que fue una celebración. Siguieron los temas como “It's so easy” y “Mr Brownstone”, ambos de su álbum debut : “Appetite for Destruction” de 1987, continuaron con “Sorry” de su último disco y el sencillo “Estranged” del álbum “Use your illusion II”, uno de sus temas más largos y sin un estribillo principal, pero con muchos solos de guitarra como uso de piano.



Los tracks mencionados no tuvieron descanzo alguno, entonces Axl entra a su camerín y sus músicos empiezan un jam session para marcar los tiempos ,  entonces suenan las notas del piano para que Axl empiece a recitar la letra del tema de “Wings”, era “Live and let Die”, que estuvo acompañado de ensordecedores explosivos en sus coros. Otro tema de “Chinese Democracy”, la cancion “This is Love” y “Rocket Queen”, tema que cierra su primer álbum. Axl se comunica con el público, nos saluda y presenta a su tecladista como: “Dizzy fucking Reed”, al que le acercan un piano de cola marca “Baldwin” y nos deleita, en solitario, el tema “Baba O Riley (Teenage Wasteland)” de The Who para que nuestros oídos descansen de la poleta y las 24 cuerdas en violas, contando que Bumblefoot usaba una guitarra doble mastil, en algunas ocaciones, como alguna vez lo hicieron Jimmy Page o el mismo Slash (para nota mental). 



Seguía el espectaculo, a Axl se lo veia cómodo, con mucho ánimo y la energia que el público emitía, era devuelta por su parte. Entonces la batería y el bajo anuncian la llegada del tema “You could be mine”, soundtrack de la pelicula “Terminator II”, clásico tema, clásico film para mover la cabeza y "adormecer esa lengua". Casi llegando a mitad de show, empiezan las punteadas inconfundibles de “Sweet Child O' Mine”, y el canto unísono en todo el predio, a su termino, la guitarra de DJ Abash cuenta con un llamativo detalle, proveniente de la platea femenina, un brasier en las clavijas, uno diría un hecho bastante cliché, pero ocurrió así (y un par de veces). Luego de agitados minutos, acercan de vuelta el piano de cola, pero esta vez a Axl, hacen sonar un pequeño tributo a Pink Floyd, el tema “Another Brick in the Wall”, pasando el micrófono al público para que cante la parte del coro, la frase que todos conocemos...ya que el piano estaban en manos del cantante, uno ya suponía que tema venía a continuación, nada mas y nada menos que “November Rain”, 9 minutos de emociones y sentimientos encontrados por parte de la gente. 

Axl abandona el escenario para dejar nuevamente a sus músicos zapar brevemente, empiezan con juegos en bateria y bajo como base para que la guitarra de Bumblefoot, ejecute las notas de “La Pantera Rosa”, y todos acompañando con la voz diciendo “Ohh ohh, ohh...” y así. Los músicos, como Axl se sentían como en casa, vuelve el frontman y el arpegio en la guitarra, delata la entrada de “Dont Cry” y todos los fans no le hicieron caso al titulo de la canción. Mas tarde sorprenden con el cover del grupo AC/DC el tema era “Riff Raff”, que data de la época de Bon Scott en la voz de dicha banda Australiana. Un momento aún mas profundo, como muchos lo estaban haciendo, levitando desde sus puestos, otro cover, esta vez del cantante y compositor Bob Dylan, con la canción “Knockin' On Heaven's Door”, canción que no podía faltar, como tampoco “Night Rain” de su primer álbum, uno de los temas mas populares que curiosamente no entró dentro del compilado “Greatest Hits”, concluído dicha canción, la banda se retira y se espera el encore. 

 A su vuelta, los músicos inician nuevamente su sesión de improvisaciones, dando paso posteriormente al tema “Madagascar” de lo último y “Out a Get me” de lo primero en su carrera, segunda partida al camerín y devuelta se espera el encore, se venía una despedida triple con lo mejor sobre el final. 




Muy cerca del fin, cumpliendo las 3 horas de show y todo el desgaste que uno no sentía, la gente quería mas, entonces, para rematar nos describen la situacion, donde estaban todos, músicos y público, en una noche memorable y altamente emotiva, el tema de cierre fue “Paradise City” ese tema con la terminación de bajo en su estribillo tan característico y su final como un tren quemando vías. Asuncion, y la mejor presentacion de los Guns N Roses en su calendario latinoamericano, con fuegos de artificio y una lluvia de papel picado color rojo, para bañarnos en rosas y aplaudir con ambos brazos arriba, personalmente, me sorprendieron, como a muchos escépticos al comienzo, hicimos las paces con Axl cara a cara, tenía que venir a Paraguay y sus mas antiguos fans estoy seguro que le estarán eternamente agradecidos, ahora parten para México, con un souvenir muy especial para guardarlo de por vida en sus ojos y memoria.


Good fucking Night..

lunes, 3 de octubre de 2011

Red Hot Chili Peppers en Chile: “Mas ingredientes picantes para una furiosa Santiago"

Dentro del marco de su gira Latinoamericana y estrenando álbum e integrante nuevo, los Red Hot Chili Peppers movieron una fría pero alterada ciudad de Santiago de Chile, en el estadio Monumental del club “Colo Colo”. Mas de 40mil rostros y 3 bandas de variados estilos, como las emociones provocadas. 

 

Eran las 17 horas, los portones del estadio estaban cerrados aún, con una larga fila que se asomaba, un carro hidrante que nos apuntaba y carabineros con perros rodeando a los expectantes para acceder, recordemos que la relación, en los últimos meses, entre los jóvenes y la policía chilena, está mas que turbia, solo que hoy en día se encuentra una juventud muy unida y un establishment cada vez mas solo y repudiado en ese país, por ende, un movimiento en falso y éramos reprimidos todos.. cruzando los dedos, logramos ingresar con la condición (sonando atravez de altavoces desde las patrulleras policiales) de “no correr al ingresar”, orden que nadie hizo caso, todos queríamos la mejor ubicación posible una vez dentro del predio.

A eso de las 19:30 subía al escenario el grupo chileno “Chancho en Piedra”, trayendo consigo muchos seguidores que alzaban alcancías en formas de cerditos, objeto que no soltaron durante toda la performance, arrancaron con su hit “Mono (Darwin tenía razón)”, desatando el pogo y la diversión de todos que cantaban la canción, un show entretenido, muy interesante, como para tenerlos en cuenta y realizar un intercambio cultural para que visiten Paraguay, entre otros temas sonaron “Volantín” y temas de su próximo álbum, casi 40 minutos de duración, entre mucho baile, consignas por una educación gratuita y recordando la memoria de Víctor Jara, Neruda y Violeta Parra, se despidieron de su público y era el turno de Foals.

Desde Oxford, Inglaterra, la misma cuidad de Radiohead, subían al escenario el grupo Foals, detalles del show, atravez de una colaboración que hice para el blog de “Brit Noise” en este enlace: http://www.britnoise.net/2011/09/el-paso-de-foals-por-chile.html

Llegaba la hora para que Red Hot Chili Peppers abandone su camerino y comience la cabriola, el plato fuerte de la noche, la agrupación que a finales de los 80's fusionaría el Funk con el Rock, teniendo a George Clinton de productor en su primer álbum, cuyo éxito, les permitió experimentar hasta llegar a un mix entre el rap y reminiscencias al metal pesado, siendo ellos el embrión gestacional de esa tendencia que marcaría el principio de los 90's con su “Blood Sugar Sex Magic” y con Rick Rubin de productor hasta el día de hoy.

Subían a la tarima: Anthony Kiedies, Flea, Chad Smith y el nuevo integrante Josh Klinghoffer, remplazando al retirado de la banda John Frusciante, en la guitarra, junto con un percusionista llamado Mauro Refosco de invitado en muchos temas. Una pantalla enorme a sus espaldas proyectando mucho color y efectos audiovisuales, arrancan el repertorio con el tema que empieza su último álbum “I'm with you”, el tema acid pop llamado “Monarchy of Roses”, luego Chad y Flea lanzan una ráfaga de cañones, para luego dejar solo a Josh para su entrada en “Can't Stop”, con el publico acompañando en un grito unisono alzando los brazos, seguido el saludo del frontman a los presentes, Josh y Flea se acercan cara a cara frente a la batería y empieza el siempre emotivo “Under the Brigde”, la gente cantando y algunos soltando lagrimas. Desde el álbum “Stadium Arcadium” sonó “Tell me Baby”, luego Flea anuncia la llegada de “Ethiopia” del ultimo trabajo, seguido de “Dani California”, cuyo solo de guitarra, Josh demuestra que le gusta improvisar y ser tan desprolijo en vivo como lo era Frusciante, ya que Flea y Chad se conocen de memoria y no se pierden con nadie, no importa quien este en las 6 cuerdas, si bien Josh no tiene la expresión corporal y facial de Frusciante, (teniendo en cuenta que fue mentor de Josh cuando era un adolescente) este es inquieto y toca sus power chords concentrándose mucho en lo que hace, seria injusto criticarlo por ser un poco tímido, seria extra musical.

Desde el fondo, en la batería y la percusión se sentía llegar el nuevo hit llamado “The Adventures of Rain Dance Maggie” un pegajoso tema para promocionar “I'm With You” con un Josh apoderándose del momento, demostrando que es su tema y abriendo sus largas piernas al tocar, pareciendo un joven Pete Townshend. Entonces, luego de un jam de Flea con el bajo, hace un slapping a martillazos para dar inicio a “Around the World”, para el primer tema que recorrería el álbum “Californication” y el mosh pit en el pasto, seguiría “Factor of Faith” con esos rasguidos laser en la guitarra sobre el final, mas tarde Flea nos comenta que era el cumpleaños numero 23 de su hija que estaba al costado del escenario y que la siguiente canción data de cuando ella aun no nacía, el tema fue el sorpresivo como pesado “Me & My Friends” (1987) del album “The Uplift Mofo Party Plan” cuando contaban con el ya fallecido guitarrista Hillel Slovak.

La pantalla en el escenario emitía unas estrellas, parecía un planetario, estábamos en “otra parte”,y empiezan la melodía de “Otherside” con todo un estadio a puro pulmón haciendo el coro y cuando no se podía poner mas emotivo, Josh Klinghoffer con sus punteadas nos dicta al oído las notas de un tema que no registra casi en sus repertorios a nivel histórico, ni siquiera en un álbum, solo en la banda sonora de la película (muy mala por cierto) “Coneheads”, la canción era “Soul to Squeeze”, de melifica armonía y letra, para un abrazo colectivo en esas bajas temperaturas. Pasando mas de la mitad del recital, se vuelven a juntar Josh y Flea para el arranque de “Californication”, a esa altura el ambiente estaba calmo y disfónico de cantar todas las canciones, entonces otra sorpresa de sus clásicos, del álbum “Mothers Milk”, el tema mas político de la banda “Higher Ground”, tema funk rock que Flea delata en su arranque en el bajo y que esta cargado de riffs en su desenlace hasta su final, para que el publico transpirase un poco. Se acerca el final con “By the Way”, para seguir la agitación y a descansar esperando la vuelta.

El primero en arribar las tablas fue Chad Smith, con un prolongado solo de batería, mostrando todo su virtuosismo, mientras los demás ingresan, se acomodan y empiezan con “Dance Dance Dance”, otro tema de su ultimo trabajo, luego la acentuada y sensual, como su nombre lo dice: “Sir Psycho Sexy” de Blood Sugar Sex Magic, como así también, el cover de Robert Johnson, el breve tema de rodeo “They're Red Hot”, del mismo álbum como el siguiente que se esperaba tanto..pero previamente, un pequeño discurso en español de Flea, deseando a los chilenos, suerte, “mucha suerte en el amor y mucha suerte con la educación..!!” para el aplauso y alegría de los millares de jóvenes presentes, finalmente, el rostro de los cuatro integrantes ocupa toda la pantalla de fondo y “Give it Away” se hace sentir, para un brinco general en el sector cancha, que no contaba con el “Vip esto o Vip lo otro” y el baile en el sector de las plateas.

Una noche con mucho frió y buena vibra, estos músicos demuestran que todavía tienen para dar y están mas unidos que nunca. Gracias Red Hot, gracias Chile.

sábado, 30 de julio de 2011

Limp Bizkit en Paraguay: “Como hace mas de 10 años”

Cerrando cortinas de un mes futbolero, de juntarse en multitudes y festejar, Limp Bizkit no fue la excepción, un mar de cabezas nadaron en el Jockey Club para disfrutar de un buen sonido, mucha energía, recuerdos y mejor aún..con los amigos de esa época y de toda la vida. Una vieja amiga banda para el Día de la Amistad.

Un cielo nublado, sin estrellas y un viento fresco acompañaron en la previa al show tan esperado, no habían grupos soportes, por ende, uno buscaba la mejor posición para plantarse bien un par de horas antes del show. Saludos, encuentros entre el público y un imponente cuerpo de la batería de John Otto arriba del escenario hacía que uno quiera subir y hacer ruido, la bandeja de DJ Lethal, también en espera, posaba por encima de una bandera Paraguaya. Todo estaba dado para una fiesta inolvidable. 

Ya las palmas al aire exigen a la organización que ya empiece el concierto, entre cánticos, gritos y flashes, suben el quinteto de Jacksonville -Florida a las tablas. Fred Durst vistiendo el uniforme de los “New York Yankees” con la infaltable gorra del equipo también, el excéntrico Wes Borland pintado de blanco y negro en todo el cuerpo, con unas armaduras como pantalones y una máscara a mitad de rostro, tanto que hacían dudar si era el..hasta que arranca su inconfundible riff del tema “Hod Dog”, que nos quita las dudas a todos (para exagerar un poco). Canción cuyo coros en la letra son los mismos que el “Closer” de Nine Inch Nails, recordemos que este tema lo compuso cuando tenía una fuerte pelea mediática con Trent Reznor allá por el año 1999, una ráfaga de insultos en la canción y el público que no bajó los brazos ni el dedo del medio en esos 4 minutos de apertura. Pegado se viene “Show me what you got”, tema perfecto para un concierto multitudinario como se vivió esa noche, canción seleccionada para mostrar los pasajes de la banda en Woodstock 1999, donde nombra todas las ciudades y estados de Norteamérica y también a sus amigos de la escena musical como Korn, Slim Shady, Les Claypool de Primus y muchos más. 

Sonó “Why Try” para promocionar su nuevo trabajo titulado “Gold Cobra”, entonces llegó el momento de saludos y de agradecimientos por parte de Fred al público que respondía de igual manera. “A mi manera o la carretera” (ya sé, suena horrible en español), pero así introduce el famoso dicho que prácticamente habla de como es casi unipersonal el manejo de Fred con la banda, más aún en época de auge, “My Way” con esa fusión entre Lethal y Wes con el acompañamiento impecable de Sam Rivers en el bajo para emocionar a varios. Con la entrada de los crash de su primo John Otto para el tema “My Generation” que proyecta saltos y pogo ya con el solo de la batería en su comienzo, el público vibraba y acompañaba con la voz, calidad vocal que fue felicitada por Durst en el nudo de la canción, antes del retorno de Wes para darle el fuerte final.


El delay que repercute los ecos de las punteadas de Borland, anuncia que se venía el tema “Livin'it Up”, canción que curiosamente Fred Durst le dedica al actor Ben Stiller en la grabación de estudio, tema muy potente, de cortantes y acentuados estribillos, uno de los mejores tracks del tercer disco. Lethal que pasa un tema de DMX por sus bandejas para recordar los hits del 2003 y bailar un poco. Ya mas de uno se preguntaba por los temas de “Significant Other” después del segundo tema de la noche.. finalmente, las notas de Sam Rivers da luz verde al single “Re-arranged”. Queríamos mas?, si, también romper mas.. arranca “Break stuff” tema de acordes sencillos como para tocarlos apasionadamente y moverse mucho arriba del escenario, los músicos lo disfrutaron como también la gente en el pasto, Wes Borland era toda una máquina, uno no podía despegar la vista de el, por ende se sufrió unos cuantos golpes y empujones por esa distracción. Hablando de el, me sorprendió que suene el siguiente tema “Eat you alive” del álbum “Results May Very” de 2003, cuya canción lo grabó Mike Smith, digo porque John Frusciante no toca los temas de “One Hot Minute” con los Red Hot Chili Peppers, por lo visto Wes tiene un apego a la canción y no tiene ningún drama en tocarla, tampoco Fred que dijo que esa canción “representa mis deseos para con las chicas”. 

Llegando a mitad de show, se siente que viene “Boiler”, tema que me sorprendió porque me acordaba de toda la letra, fue fantástico y me transportó a la primaria como a muchos u otros mas grandes, a la secundaria. Por que así uno se sentía, querías llamar a la ex novia del colegio con un tema en especial y al siguiente tema te acordás del porque dejó de ser tu novia y no lo discás. Entonces un cover muy especial y de esos que lo escuchabas una y otra vez, “Faith” de George Michael delatado por la base rítmica en la guitarra, despegó el grito al cielo de todos y a prepararse para ligar y repartir porque para ese tema, si estás en tus 20's o pisando los 30's el sentido es el mismo, la diversión, la alegría y por supuesto la inmadurez momentánea que uno nunca debe dejar pasar cuando te tocan estas circunstancias, mas aún cuando no estabas desentendido de la movida de bandas de esa época. La canción concluyó, y se esperaba el encore.


Vuelve primero DJ Lethal brincando en el escenario y Fred Durst con la remera de la albirroja, le sigue después para cantarnos, con la colaboración de la gente, el tema de The Who “Behind Blue Eyes” para el momento mas emotivo entre tanto carnaval, porque entre lanzar birra desde el escenario, Lethal pasando música de DMX y White Stripes y Fred acercándose a la valla en una ocasión, el show era toda una despedida de soltero. 

Suben de vuelta el resto de la banda, John Otto, Sam Rivers y Wes Borland que tira los acordes de “Smell like teen spirit” de Nirvana, lo que también fue motivo para el mosh-pit al menos por un rato, ya que esto no era un concierto de Nirvana, lo dijo Fred. Entonces su tema mas exitoso, “Nookie” se hace sentir fuertemente y todos se comieron la galletita, delirio total frente al escenario, Fred nos pasaba el mic para el clásico coro del tema, como en el video. Al concluir el tema agradece al Paraguay por todo y prometen volver pronto, tanto era su comodidad en el escenario, que nos dice ”Paraguay..no deberían dejarnos ir”. Van cerrando el show, que siguieran una hora mas era “Misión Imposible”. Entonces el soundtrack de MI:2 “Take a look arround” comienza, cuyo hit hat en la batería sirve de segundero previo para un despego a 80cm del piso para esos violentos riffs con mucha distorsión que hace alusión a la melodía clásica de la película. 



Para ir terminando, Fred pide sugerencias para el siguiente tema, un grupo (yo incluido) deprecaba a gritos por “Pollution”, Wes toca 3 segundos esa canción y se detiene (un amague feo), sucedía que había un grupo mayoritario de hinchas de Metallica que pedía el cover de “Sanitarium” que habían tocado en el “MTV Icon” del 2003 que homenajeó a Metallica ese año, con otras bandas como Korn y Avril Lavigne (si ella y cantó Fuel), entonces los músicos dudaron al comienzo, pero se animaron igual. Esa canción nunca la habían tocado desde esa noche en MTV y era algo inédito para la estadística de la banda, fue un acto histórico, así por decirlo, para el registro del país en su gira. Sonaron genial y los millares de fans de Metallica estaban más que agradecidos (Wes me debés Pollution hdp). 

Llegó la hora de subirse al auto e irse a la mierda, la pegajosa y siempre divertida canción “Rollin'” cuyo público hizo la coreografía y simulación de un “air raid vehicle” en todo momento. Un tema para saltar cantar y mover los brazos en ambas direcciones, por que Limp Bizkit hizo eso, nos dio un lindo paseo y nosotros les mostramos Paraguay de paso. Como hace mas de 10 años, si la banda anotó lo que tenían antes, para esta gira, esta todo chequeado y no les faltó nada, ahora van a Buenos Aires y se los espera pronto.  

miércoles, 6 de julio de 2011

COMANDO SUICIDA: la banda que quiso empezar una guerra

Comando Suicida es un grupo que leí y me enteré de su existencia allá por el año 2004, no existía Youtube y buscar su música en Internet era como encontrar el cuerpo de Jimmy Hoffa, a diferencia de este, al pasar los años, el avance y las facilidades en la web, lograron acercarme mejor a ellos. Una banda con letras que llaman la atención, directas y controversiales. Sin duda ocupan un lugar discutido dentro del espectro del Punk Oi!.

Nacidos en el año 1983, en Democracia, luego de la caída de la Dictadura militar argentina con la sangrienta Guerra de Malvinas, año en que muchas bandas legendarias hoy en día, se formaban poco a poco. Su nombre adopta la expresión de un ex soldado británico, de la guerra mencionada, respecto a la misión argentina en ese campo de batalla, donde lo tenía todo perdido. Es un homenaje que hace el grupo a los veteranos argentinos. Se desprenden de la banda llamada “Los Desalmados”, del cual formaba parte el cantante “Sergio”, para llamarse Comando Suicida y adoptan un estilo Punk con letras nihilistas, muy influenciados por los Sex Pistols, pero con diferencias en la ideología. Luego evolucionaron a otras vertientes, como el Oi!, nunca alejados de ese espíritu inicial, con fuertes influencias de los Cockney Rejects, Sham 69 o Last Resort, añadieron letras con contenidos mas sociales y no solamente eso, también fueron la primera banda de Rock argentino en utilizar el “lunfardo” en la lírica o lenguaje callejero, que solo se utilizaba en el Tango y en los cánticos futboleros.




En 1987 después de muchas presentaciones y ya con un público dentro de la escena, bajando las escaleras del under, sacan un EP titulado “Al K.O”, que contaba con 4 tracks, donde se destaca el tema: “Me cago en la yuta”, con monótona letra, como su ritmo..agresivos y repetitivos gritos en su coros: “yuta yuta yuta!! yuta hija de puta..!!” y así muchas veces. El EP fue editado nuevamente tras agotarse en ventas. Fue ahí que empezaron a ganar nombre y formaron parte del Álbum que compilaba bandas del género, el disco “Invasión 88” (1988), que incluía a bandas como Flema y Ataque 77, hoy es una pieza de colección ese álbum. Dentro de sus canciones se destacan: “Último Recurso” y “Guacho Pulenta”, que iba dedicado, en aquel entonces, al cantante de Todos tus Muertos, Fidel Nadal.

“Yo a vos te conosco, te vi en una plaza
con miles de hippies tocando el guitarron
ahora tu look a cambiado
ya no usas campera
no se te paran mas los pelos
ahora sos un rasta punk
te curtis la falopa, te haces el reventado
pero a mi no me jodas, porque te voy a
boxear”
Guacho Pulenta


Comando Suicida no ocultaba su postura política, sus integrantes eran militantes del ya extinto MSN (Movimiento Skin Nacionalista), no Messenger, pero de clase obrera, anti liberal, barrial y de derechas. Sus integrantes eran algo nunca constante y pasaron muchos nombres, Sergio era el único que nunca abandonó, en la voz.

En 1992 lanzan otro EP, donde incluye un cover de Cockney Rejects en español, “Pegando en la calle” y en 1994, otro EP pero en cassete, con 7 temas, donde encontrás el tema homónimo al EP, el ultra nacionalista “Argentina Despierta” cuya letras se encuentran declaraciones antisemita, anti comunista y anti capitalista, con una introducción con intentos de arpegios en la guitarra (acople incluído), con una batería recorriendo los toms de aire, tratando de parecer a los inicios de muchos de los temas del “Black Álbum” de Metallica..y un slaping muy a destiempo en el bajo, tanto que pensás que el tema es joda, pero encuentra su rumbo en su descenlace y adoptan un estilo más “hardcore” ya alejándose de lo que era el Oi!.


Argentina despierta, de tu sueño infernal
mira el futuro el pasado ya no esta
camaradas hay que luchar, sino luchamos
la pasaremos muy mal
Argentina despierta, Argentina vencerá
a las huestes del bastardo J.H.V.A
Argentina despierta, despierta de una vez
sino todo tu oro se lo llevara J.H.V.A
Antes éramos ricos, ahora estamos en la mierda
los cerdos y los rojos dejaron el país en quiebra
trajeron la lacra con su "amor al capital"
y ahora dicen que hay justicia social”


En 1996, el grupo sigue sufriendo la partida de sus integrantes, entonces lanzan un compilado de sus “clásicos”, temas nuevos, inéditos y covers, como el tema “No Feelings” de los Sex Pistols. Lo llamaron simplemente “Comando Suicida 1982 – 1996” editado por el sello “Sick boy Records”. Resalta un tema bastante pegadizo en sus letras y bien futbolero, inclusive divertido para tocar: “Y la lo ve”, la filosofía del hincha, cuyo referí siempre lo perdujica y la hinchada contraria que siempre corre y nunca tiene aguante..


Cuando todos pensaban, inclusive ellos mismos, que el viento esparcía sus cenizas..sacan un disco compacto, ya no cassetes ni EP's, titulado “Sentimiento inexplicable” que cuenta también con covers de las mismas bandas, Cockney Rejects (banda inglesa bien callejera) y el tema traducido “Guerra en la Popular”, un tema de su anterior banda, “Desaparecido”, de Los Desalmados y “Juventud Perdida” de la banda Punk Oi! española: Alerta Roja. De ahí hasta acercarse a nuestros días, en 2010 tuvieron mucha actividad y giras, tanto por el interior de la Argentina y por Chile, donde sus más antiguos fans los acusaron de “Traidores” por presentarse junto a bandas SHARP (Skin Heads Againts Racial Prejudice) alejandose del duro nacionalismo que predicaban en sus canciones. Ese mismo año lanzaron un álbum que reúne varias de sus presentaciones en vivo a lo largo de los años, se tituló: “Ayer Oi! y Siempre” con precaria calidad sonora, para no decir emético sonido.



En fin, una banda que no ofreció mucho a la música, pero es importante conocerla para hablar de ella y emitir una opinión, interesantes no dejan de ser, a veces graciosos, sin que quieran serlo, pero sin dudas una banda que no le importó ganar la guerra, solo hacerla..y lástima que son fachos.